GREEN HUMUS
Suelo vivo

Eisenia foetida

GENERALIDADES

Las lombrices, clasificadas en el reino animal como Anélidos y de la clase de los ligoquetos pertenecen a la familia Lumbricidae.
Una serie de anillos constituyen su cuerpo está constituido por una serie de anillos. Estos animales son fotofóvicos y prefieren lugares húmedos para vivir con suelos arcillosos y con un alto contenido en materia orgánica. Su nutrición es a base de sustancias inorgánicas y restos orgánicos vegetales y animales en descomposición, por lo que son excelentes recuperadores de los suelos.
La creación de galerias mediante su movimiento y la mezcla de sus excreciones con la materia orgánica, favorece la aireación del suelo, la infiltración del agua y la fertilización de la tierra.
La lombriz eisenia foetida pertenece al grupo de las Epígeas, lombrices utilizadas en lombricultura.  Viven en la parte superior del suelo y aunque esto hace que estén en peligro su alta tasa de reproducción permite que sobrevivan.


MORFOLOGÍA, ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA

El cuerpo cilíndrico y alargado, de un color rojo púrpura, puede llegar medir entre 5 y 9 cm de longitud, 4 mm de diámetro y pesar hasta 1,2 g. Tienen varios corazones, dependiendo la cantidad según la especie. Cuando llegan a edad adulta, desarrollan un abultamiento llamado clítelo donde se localizan sus órganos sexuales masculinos y femeninos. Aunque tengan los dos sexos, es un animal hermafrodita insuficiente y necesitan del apareamiento para fecundarse. Las lombrices juntan sus clítelos en una posición invertida. Entrelazándose durante 5 - 15 minutos, consiguen que el genital femenino toque el masculino del otro y viceversa. A los días cada invidividuo expulsará un huevo con varias crías de lombriz.

La respiración de los anélidos es cutánea, es decir, a través de la piel. Necesitan vivir en lugares húmedos, para poder absorber oxígeno y liberar dióxido de carbono.

El sistema digestivo es probablemente la parte más importante de la lombriz, en lo que a lombricultura se refiere. Su intestino contiene enzimas que degradan los alimentos ingeridos en sustancias más simples y los microorganismos enriquecen la flora bacteriana de las deyecciones.


CICLO Y CONDICIONES DE VIDA

Las lombrices pese a adaptarse al medio en el que viven, necesitan de unas condiciones mínimas determinadas para reproducirse y alimentarse de manera eficiente. Por lo que el lombricultor deberá garantizar al menos:

- Temperatura: 14 - 27 ºC

- pH: 6,8 - 8

- Humedad: 75 - 85 %

Manteniendo dichos parámetros, no solo facilitaremos la vida a la lombriz, sino que alejaremos de ellas a depredadores como hormigas, ácaros, tijeretas o ciempiés.