GREEN HUMUS
Suelo vivo

Historia de la lombricultura

El conocimiento de la mágnifica labor por parte de las lombrices, se remonta al antiguo Egipto. Los faraones, consideraban a estos anélidos como un "animal sagrado" y castigaban con la pena de muerte a aquellos que se atreviesen a dañarlas, ya que consideraban que a la lombriz se debía la fertilidad del Valle del Nilo.

Más tarde Aristóteles, filósofo griego ya conocido por todos, los definió como "los intestinos de la tierra" por su gran movilidad en el suelo y los evidentes beneficios que traían consigo.

En 1758, Carl Von Linneo en su libro "sistema natural" incluyó la especia de lombriz, Lombricus terrestris. Más tarde, Savigny (1826) o Gilbert White realizaron estudios con la lombriz. Pero no fue hasta 1881, cuando gracias a Darwin, se escribiese por primera vez datos científicos sobre la verdadera función de estos animales en el suelo, en el libro "La formación de la tierra vegetal por la acción de las lombrices. Una de las más famosas citas de dicho libro es: "el arado es una de las más antiguas y útiles invenciones del hombre, pero mucho antes de que él existiera, la tierra era arada regular y continuamente por las lombrices. Probablemente el hombre, reconocerá un día la gigantesca obra que realizan estos anélidos". Fue a partir de entonces, cuando la lombricultura empezó a transformarse gracias a las investigaciones que se iniciaron y que a día de hoy siguen llevándose a cabo.

En los años 40, fue en Estados Unidos, donde la cría intensiva de la especie Eisenia foetida se utilizó para la obtención de humus de lombriz y las técnicas para domesticar la lombriz comenzaron a mejorarse. El Dr. Tomas Barret dejó patentes en su libro "Harnessing the earth worm" dichas mejoras y Hugn Carter, años más tarde, se convertía en el mayor suministrador de lombrices, llegando a vender 15 millones al año.

Con el tiempo, la lombricultura se extendió a Europa, Asia y Sudamérica y los estudios con diferentes alimentos como diferentes estiércoles, basura doméstica o café no han cesado desde entonces.